Dualidad emocional, extasiado por el futuro

El candidato José Antonio Kast llegaba a estas elecciones como el primer candidato claramente ultraconservador de los últimos 27 años. Su defensa de la dictadura, su oposición al aborto y una fuerte oposición a la izquierda representada en el Frente Amplio. Siendo un candidato independiente y con una centro derecha unida tras un candidato, ha obtenido un meritorio cuarto puesto, superior a lo que presagiaban las encuestas. Estas cifras hacen que se convierta en el aliado imprescindible de Sebastián Piñera para el balotaje del 17 de diciembre.

Los nostálgicos de Pinochet ven en este Kast un digno representante democrático de sus ideales. A pesar de presentarse a las presidenciales en solitario, su trayectoria política en la UDI tubo un reconocimiento de su estilo político directo y franco. Prácticamente ha construido su candidatura de la nada, llegando a colocarse muy arriba en los comicios.

ANÁLISIS DE EMOCIONES

 

El fragor del momento influye en la variedad de emociones que observamos en su discurso postelectoral. Su activación media es muy alta. A pesar de no haber podido lograr una mayor votación, su negatividad general no es tan baja como cabría de esperar. De ahí el valor de la valencia negativa. En cuanto a su seguridad y autocontrol, coincide con los anteriores en mostrar una imagen de líder sólido, gracias a su extensa trayectoria y experiencia política.

En términos generales podemos decir que se siente una dualidad emocional constante. Predominantemente se le nota DESCONTENTO por lo haber logrado una mayor votación, pero con momentos de ÉXTASIS por haber logrado solo una votación importante. Piensa que le aguarda un futuro halagüeño aunque le hubiera gustado indudablemente obtener un mayor apoyo.

MOMENTOS CLAVE

1´26´´ a 2´00´´

El candidato comienza su intervención transmitiendo su emoción por comparecer ante los suyos. Vemos una clarísima INCOMODIDAD y un remarcable DESCONTENTO, fruto de sus malos resultados obtenidos contra todo pronóstico. En momentos muy puntuales vemos algún pequeño pico de emociones positivas como el ÉXTASIS aunque desaparecen rápidamente. Estos breves conatos se corresponden con los momentos de agradecimiento a los suyos y a la situación que han afrontado como candidatura independiente.

3´11´´ a 3´23´´

Cuando dice “no todos los días un candidato independiente sin partido llega al 8% de la votación”, las emociones predominantes que expresa son de ÉXTASIS, SATISFACCIÓN y CONFIANZA. Sin duda cree que ha hecho un buen trabajo y es consciente de que ha cubierto un arco electoral que no tenía referentes políticos.

3´30´´ a 4´00´´

Grandes dosis de emociones contrapuestas a lo largo de todo este corte. Matemáticamente, el nivel medio de DISGUSTO se impone ligeramente al de ÉXTASIS.

Su momentáneo positivismo inicial se ve ensombrecido en “no nos cansemos de decir que logramos algo increíble” La emoción de DESCONTENTO prevalece sobre el resto. Ha sido un pequeño jarro de agua fría el no poder llegar a los resultados que se auguraban.

Estos sentimientos negativos continúan en “hoy día ese 8% es más de lo que sacó un partido histórico como es la democracia cristiana” Destacamos aquí entre otras sus emociones de RECHAZO e IRA. A pesar de haber superado a su rival ideológico más cercano, no han arañado votos de ellos como cabría esperar. Sin duda confiaban recoger el testigo de los valores que antes los democristianos defendían y que a su juicio ya no hacen.

 

Agregar un comentario