El asombro de una líder satisfecha con el cambio

 

La líder más a la izquierda del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, se presentaba como un nuevo valor de la izquierda chilena. Recoge el descontento estudiantil de las revueltas del 2011 que pretende preservar y desarrollar las reformas llevadas a cabo por la saliente Michelle Bachelet. La suma de su 20,27% junto con el 22,70% de Guillier, la hace mirar prácticamente de igual a igual a su compañero de coalición. Su Coalicion el FA deja atrás a la centrista Carolina Goic, quien es quizá la “perdedora” de la coalición.

Las encuestas vaticinaban una clara victoria de la derecha. Sin embargo, no solo el Frente Amplio se ha asombrado, sino que la opción que ella representa, la más a la izquierda, ha estado ad portas de enfrentarse directamente a Piñera por la presidencia de la República. El apoyo de Beatriz Sánchez va a jugar un papel muy importante en la segunda vuelta, empujando aún más a Guillier hacia la izquierda.

Un ambiente de euforia generalizada se respiraba entre los simpatizantes de la periodista chilena. Las encuestas les daban un mal resultado pero han obtenido un más que meritorio tercer puesto. La candidata ha sabido primero alcanzar el liderazgo en la elección interna para luego movilizar a la gente más joven y los desilusionados de la Nueva Mayoría, con un mensaje ilusionante.

ANÁLISIS EMOCIONAL

La influencia del ambiente de euforia que se respira en la comparecencia juega un papel determinante en sus métricas emocionales. Presenta unos valores muy altos y muy positivos. Su activación media es bastante alta. Destila una seguridad y un autocontrol enormes que se interpretan desde el convencimiento absoluto del trabajo bien hecho. Su alto nivel de compromiso, el más alto de todos los políticos examinados, denota una gran conexión emocional con su audiencia. No obstante, su valencia positiva media no es demasiado alta, quizás por los momentos de resentimiento que muestra ante aquellos que no creyeron en la fuerza de su opción política.

Destacamos el ASOMBRO como emoción principal, mantenida la mayor parte del tiempo. Podemos interpretarla por un sentimiento de algo que no esperaba del todo. Podemos ver adicional-mente ÉXTASIS y SATISFACCIÓN, fruto de la alegría que envuelve a todos los presentes. Está convencida de que el cambio está cerca y sus emociones son coherentes con lo que ella misma expresa verbalmente.

MOMENTOS CLAVES

0´35´´a 1´10´´

Cuando se dirige al pueblo diciendo “…eso es lo que le quiero decir a todo Chile” le invade una profunda emoción de DICHA, continuando con “sobre todo a los que están arriba” mostrando DELEITE. Es manifiesto su orgullo por sentirse una representante refrendada por gran parte del electorado chileno. Se siente con la legitimidad de dirigirse directamente tanto al pueblo como a los poderosos.

1´30´´ a 3´15´´

“Quiero mandar un mensaje a esta hora. Un mensaje bien clarito” IMPRESIÓN y CONFIANZA. Su rostro anticipa lo que a continuación va a decir. Conociendo los resultados, se arma de toda la confianza para luego decir “a todas las encuestas que decían que nosotros íbamos a estar abajo” Un torrente de emociones saltan a su rostro en este momento. La más significativa es el DELEITE dado que sabe que las encuestas se equivocaron ya que ha obtenido mejores resultados. IMPRESIÓN e INDIGNACIÓN se muestran de igual modo cuando cita a los que dijeron “están fuera” refiriéndose a sus pocas opciones. Más tarde al pronunciar “si esas encuestas no hubieran dicho la verdad” donde le invade la DESAPROBACIÓN ya que claramente guarda rencor hacia los medios que las publicaron, “…a lo mejor si estaríamos en segunda vuelta” donde da paso a la SERENIDAD. Aquí trasluce su confianza en tener todas las opciones para quedar muy arriba.

4´25´ a 5´00´´

“Y quiero decirles también a todos los que dudan de los liderazgos de mujer” Antes siquiera de pronunciar esta frase, ella misma siente claramente que es un momento al que le da una importancia central en su speech. De ahí la gran EXPECTACIÓN que refleja. Al verse jaleada por su público al terminar esta frase, su DESCONTENTO es clarísimo ya que obviamente no está de acuerdo con aquellos que dudaron de ella. Su autoconfianza es muy elevada.

Concluye con “Chile está cambiando. Chile quiere un cambio.” Le envuelve la SATISFACCIÓN profunda dado que siente que es así realmente tras estos comicios. Contrapuesta es la aseveración “ellos no lo están leyendo” donde aparece la IRA en contra de sus detractores y aquellos que ella entiende que no aceptan esta nueva ola traída por su opción política.

Agregar un comentario